sábado, 15 de abril de 2017

Tutorial Armadura Con Goma Eva

Herramientas que necesitarás son:

  1. Tijeras
  2. Pincel
  3.  Fuente de calor – pistola de calor estufa
  4. Materiales que necesitarás son:
  5.  Cartulina (para patrones)
  6. Goma eva
  7. Boli BIC
  8. Pintura en 3D
  9. Cola blanca escolar (toneladas! Compra la más económicas)
  10. Adhesivo de tejidos
  11.  Agua
  12.  Entretela
  13.  Papel de oro o plata Rub'n'Buff
  14. Pintura acrí­lica


El primer paso es hacer el patrón de tu armadura yo usé cartulina para esto. La forma más fácil de hacer un patrón es hacer tú mismo de modelo y que un amigo te vaya poniendo la cartulina por el cuerpo y dibuje las diferentes partes de la armadura a tu medida. Cuando recortes los patrones ya tendrás las formas básicas de las piezas que conformarán tu armadura.


Una vez que tengas los patrones, ponlos encima de la goma eva y dibuja los contornos. Yo prefiero hacer esto con un boli Bic de los de toda la vida, o un rotring grueso...


Te recomiendo que numeres cada pieza según dónde vaya a ir, ya que en una armadura con muchas piezas puede ser un caos saber qué pieza es cuál. Aprovecharás más tus láminas de goma eva si primero dibujas el contorno de las piezas más largas y después el de las piezas más pequeñas en los sitios sobrantes. Realmente, para las piezas más grandes, puede que necesites unir dos láminas de goma eva trata de unirlos por un sitio que pase desapercibido




Ahora recorta las piezas con las tijeras. Cuidado hasta que sea sellada, la goma eva se separa en capas muy fácilmente, así­ que trabaja con cuidado.

Monta la armadura pegando las piezas. Yo usé cola blanca de la que se utiliza en los colegios – pega genial.



Es mejor que dibujes ahora el diseáo o la decoración existente, antes de que sea modelado. El boli que usamos anteriormente es perfecto para esta tarea.

Esboza suavemente el diseáo de manera que si te equivocas no dejes una hendidura en la goma eva.



El siguiente paso es darle forma a la pieza de armadura con calor. Para esto necesitas una fuente de calor. Lo mejor para esto serí­a una pistola de calor (si quieres una pistola de calor barata, busca en una tienda de arte una pistola de repujar o grabar en relieve), pero otras fuentes de calor como una estufa también valen. Sí se SIEMPRE MUY CUIDADOSO CUANDO TRABAJES CON CALOR!

Es importante hacer prácticas con algunos trozos de goma eva antes de hacerlo con la pieza real. Si sobrecalientas la goma eva, se derretirá, hará burbujas, encogerá, y, básicamente, se echará a perder ni mencionar que se pondrá demasiado caliente como para sostenerla. Debes de acercarla al calor Sí“LO el tiempo suficiente para que se vuelva más unos cuantos segundo sobre un fogón de la cocina la goma eva no deberí­a de ponerse tan caliente como para que sea inseguro el sostenerla en tus manos.



Una vez que la goma eva se ablande, aléjala del calor. Rápidamente dale la forma que quieras y déjala en esa posición hasta que se enfrí­e (sólo tarda unos segundos). Puedes darle forma con algún utensilio como un amasador o simplemente enrollarlo con para darle forma con tus propios dedos. La pieza deberí­a de mantener la forma dada una vez que se enfrí­e. Puedes recalentarla-reformarla teóricamente un número infinito de veces hasta que tome la forma deseada.



Ahora es un buen momento para probarte la armadura y hacer los ajustes necesarios....
.............
Ahora necesitas reforzar tu armadura añadiéndole entretela. A mí­ me gusta usar gasa de algodón arrugada porque es muy liviana, barata y funciona perfectamente en las ondulaciones y esquinas.



Corta un trozo de tela lo suficientemente grande como para cubrir tu pieza da igual que sobre por los bordes, no ajustes la tela a la forma de tu armadura todaví­a




Cubre tu pieza de armadura con una capa de cola blanca escolar (por el lado contrario al de las hendiduras, para no tapar el diseáo).



Deposita la entretela sobre la pieza, asegúrate de que la tela y la pieza están bien en contacto y de que la tela sobresale por todos los bordes de la pieza. Déjalo secar...



Una vez que la cola haya secado, recorta el exceso de tela con las tijeras de modo que los bordes de la tela coincidan con los bordes de la goma eva.



Aplica sobre la tela otra capa de cola blanca, asegurándote de que todos los bordes quedan bien pegados. Déjalo secar. Las piezas finas como los faldones de una armadura, que tienden a ponerse blandas, te recomiendo que repitas los pasos anteriores para darle una segunda capa de tela y que esté así­ más reforzada



Ahora viene el paso más 'artí­stico'  hacer los diseáos y la decoración. Una botellita de pintura con boquilla es perfecto para esto. Asegúrate de que es pintura en 3D, no la del tipo que al secarse se queda plana. Yo usé pintura color dorado metalizado porque es sensato usar el color más parecido al color final siempre que sea posible



Es buena idea hacer prácticas con esta pintura antes de usarla sobre tu armadura. Los diseáos quedarán mejor con lí­neas finas de pintura, por lo que tienes que saber controlar la cantidad de pintura que echas por la boquilla - si tu lí­nea no es lo suficientemente 'alta', haz dos lí­neas finas, una encima de la otra.


Trata de mantener la presión ejercida sobre el bote para evitar la desigualdad en la lí­nea. Si te equivocas o te sale mal, simplemente retira la pintura con un paáo ligeramente húmeda antes de que seque la pintura e inténtalo otra vez. Cuando estés satisfecho con tu trabajo, déjalo secar toda la noche.



Aplí­ca un sellador sobre la goma eva en capas pequeñas  no quieres que se hagan charcos. Deja secar la armadura entre una capa y otra. Dale capas hasta que tengas un acabado liso y uniforme. Puedes darte cuenta de que en el pegamento se crean como unas burbujitas sigue dándole capas hasta que desaparezcan, luego una o dos capas más encima de esas. Normalmente se le suelen aplicar siete u ocho capas, así­ que recomiendo darle una mano cada dí­a de la semana  no escatimes en el número de capas o te arrepentirás. Asegúrate de que has pintado los bordes de la pieza.

Trata de tener la armadura en una zona sin polvo mientras se esté secando, porque unas pocas partí­culas de polvo que se peguen a la pieza pueden notarse una vez pintada.



Llegó la hora de darle color a la armadura. Antes de nada, dale a la cara de la pieza que tiene la tela una buena mano de pintura acrí­lica del mismo color que la de la cara exterior. De este modo, la gente que vislumbre algún trozo del interior de tu armadura, verá que es del mismo color que la parte frontal



Aplica una fina capa de rub'n'buff en la armadura, usando movimientos circulares rápidos para prevenir rayas. Usa un pincel para trabajar el rub'n'buff en los defectos y grietas de la armadura. Después de que el rub'n'buff seque, dale brillo con un trapo blando, luego séllalo con pintándolo con una capa de Future.

Repite estos dos pasos dándole otra mano. Yo luego usé rub'n'buff de un color muy parecido pero diferente para la última capa, simplemente dándole toques ligeros para obtener un efecto de doble tono y hacerlo más realista.



Ahora el envejecimiento! Yo usé pintura acrí­lica negra y verde oscura a partes iguales. Es una buena idea mezclar la cantidad de pintura suficiente para toda la armadura y guardar la mezcla en un tarro entre una capa y otra. Extiende la mezcla con un pincel por encima de la armadura, asegurándote de que llegue a todos los recovecos. Trabaja en áreas pequeáas pero a la vez, para mantener una cierta uniformidad



Rápidamente, antes de que la pintura seque, retira la mayorí­a de la pintura con un trapo ligeramente húmedo, dejando sólo un poco de pintura en los bordes y relieves. Pinta otra vez y vuelve a sacar la pintura hasta que estés satisfecho con el efecto creado, luego déjala secar




Si así­ lo deseas, aplí­cale a tu armadura otro ligero toque de Rub'n'Buff, dándole unos sutiles reflejos a los detalles decorativos. Puedes poner también un poco de Rub'n'Buff sobre cualquier área en la que te hayas pasado con la pintura oscura.




NOTA: Sólo para mostrar la importancia del envejecimiento, aquí­ hay una comparación entre una pieza de armadura no envejecida (izquierda) y otra envejecida (derecha).




No hay comentarios:
Write comentarios